Sidebar

Vertientes, aristas y complejidades, transversales a toda la sociedad

Aportes de los disertantes de la mesa redonda acerca de "La familia líquida"

 

A poco de andar, los disertantes de las mesas redondas convocadas por el Observatorio Social en la Fundación Konrad Adenauer, en agosto de 2016, para debatir acerca de la Familia Líquida, expresaban sus convergencias de enfoques al mismo tiempo que los análisis más finos revelaban la diversidad de  aristas complejas y transversales a toda la sociedad.

Lo que sigue es una selección de esos valiosos y significativos  aportes:

 

Leer más

 

Nuevas formas de familia

Perspectivas nacionales e internacionales 

Ya en 2003 la Universidad de la República en Uruguay investigaba acerca de las "Nuevas Formas de Familia. Perspectivas, nacionales e internacionales", en un estudio que realizara UDELAR y UNICEF.

diferentes-tipos-de-familia

 El conjunto de transformaciones que ha experimentado la familia en el mundo occidental constituye una de las manifestaciones más importantes del cambio social contemporáneo. En pocas décadas, el modelo de familia afianzado en la inmediata posguerra, ampliamente difundido bajo el rótulo de “familia nuclear”, fue cediendo espacio a una creciente diversidad de formas y estilos de vida familiares. A consecuencia de los cambios ocurridos en la formación y disolución de las familias y en la inserción laboral de las mujeres, las bases del modelo “parsoniano” fueron seriamente cuestionadas, tornando inviable la existencia de un modelo único de familia. Al lado de la familia nuclear “tradicional”, comenzaron a cobrar relevancia numérica y social, las familias monoparentales y las familias “reconstituidas o ensambladas”.

Leer más

La familia hoy

Por Eduardo Amadeo

 

amadeoEl tema de la familia, su conformación, su dinámica y su impacto sobre sus miembros, ocupa un lugar central en la literatura social reciente por razones muy comprensibles, en especial porque es ya evidente que su situación actual tiene relación directa con la dinámica de la reproducción de la pobreza y la movilidad social, además de otros impactos en muchas otras variables relacionadas con la posibilidad de las personas de construir una vida feliz.

Uno de los ejes del interés académico y operativo es la disminución vertiginosa de los aspectos formales de la familia tradicional, en especial debido al crecimiento de la cohabitación y la presencia de numerosas parejas a lo largo de la vida de las personas. Esta observación no implica valoración alguna desde lo religioso o lo moral: sólo significa que es necesario seguir estos fenómenos con atención, pues sabemos que la inestabilidad en los vínculos tiene repercusiones negativas diversas que se transmiten a lo largo del tiempo, entre generaciones; y porque el daño que pueden causar limita funciones básicas de la sociabilidad tales como el manejo de los afectos, la educabilidad y la permanencia en un empleo.

La característica principal de una alta proporción de las nuevas familias es la corta duración de los vínculos y su fragilidad. A diferencia de la familia tradicional, que era asumida culturalmente como un ámbito estable para el desarrollo vital de la pareja, las nuevas familias se conciben (en un creciente porcentaje) no como un contrato duradero sino como una relación de plazo incierto y bajas posibilidades de continuidad a lo largo de toda la vida. Pero además de los cambios en la forma que toman las relaciones de pareja, la otra característica relevante es la inestabilidad del vínculo. No solo las parejas se separan más que antes, sino que los vínculos son más efímeros y tienden a formar una suerte de secuencia en el tiempo que va dejando como resultado hijos de varios padres que conviven generalmente con la madre.

 

Leer síntesis   Leer artículo completo