Sidebar

15 · Evaluación reciente de la Seguridad Social en Argentina

 Informes de coyuntura por Nicolás Garcette  • junio 2010

En 2008, el gasto devengado por pago de prestaciones fue estimado en 63.583 millones de pesos. Esa suma se distribuyó de la siguiente manera: un 87% fue destinado a jubilaciones y pensiones, un 12% para asignaciones familiares y menos de un 1% para el seguro por desempleo... Este informe tiene como objetivo analizar cómo evolucionó la seguridad social argentina durante los últimos años en términos de cobertura y prestación. Consideraremos sucesivamente las asignaciones familiares, el seguro por desempleo y las jubilaciones y pensiones.

Descargar Informe

14 · Educación y trabajo de los jóvenes en Argentina

 Informes de coyuntura por Nicolás Garcette  • Junio de 2010

Históricamente la Argentina ha tenido un alto desempeño en materia educativa en relación al resto de los países de América Latina. Según un informe del Banco Mundial del año 2008, los índices de alfabetización entre la juventud se encuentran entre los más altos de la región, ya en el año 2003 sólo el 1.6% de los hombres jóvenes y el 1.1% por ciento de las mujeres jóvenes eran analfabetos.

Descargar Informe

13 · Seguridad víal en Argentina

 Informes de coyuntura por Nicolás Garcette  • Marzo 2010

No pasa un día en la Argentina sin un cortejo de muertes por accidentes en sus rutas y autopistas. En el año 2007, 3.783 personas murieron y 97.029 terminaron lesionadas por culpa de un accidente vial en el país, según datos publicados por la Dirección de Política Criminal del Ministerio de Justicia.

 Descargar Informe

12 · Inflación, pobreza y salarios reales

 Informes de coyuntura por Nicolás Garcette  • junio 2010

Apartir del mes de enero del año 2007, el Gobierno Nacional comenzó a intervenir 

fuertemente en el funcionamiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Esa intervención se tradujo primero por la manipulación del Índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA). Luego, fueron los índices de precios de otras provincias los que se vieron afectados y, finalmente, el IPC nacional. La confiabilidad en los índices oficiales de precios se desmoronó por completo, ya que al mismo tiempo el consumidor notaba un nivel cada vez más alto de los precios en los supermercados. Era claro que ya no se disponía de un indicador confiable para la inflación real, que ya no se podían comparar las
series de precios a lo largo del tiempo. En consecuencia, todo el aparato estadístico del INDEC se vio atingido y perdió en muy pocos meses su credibilidad.

 

Descargar Informe