Sidebar

Panel: Transformaciones de la Familia en Argentina

 

Wainerman, Tuñón, De Fourcade y Berger analizaron las transformaciones que atravieza la institución de la Familia durante el Simposio Familia y Políticas Públicas, Hacia un Acuerdo del Largo Plazo, realizado en el CCK el pasado 25 y 26 de octubre.

A continuación breve reseña de las ponencias de los disertantes. En breve sumaremos los videos con el material completo.

CATALINA WAINERMAN

Habló sobre los cambios en la composición y dinámica de la familia en las últimas décadas en base a su estructura y composición, usando datos duros. La mayor parte de la población vive en hogares nucleares. No sabemos si los padres o los hijos son de primera o segunda unión. La feminización del mercado laboral ha sido acompañada por una feminización del trabajo doméstico. Desde los años 80 ha habido un gran crecimiento de los hogares con dos proveedores y los mononucleares. Este último sector está formado por jóvenes o por personas de avanzada edad.

IANINA TUÑÓN

La pregunta principal es, ¿cómo son las familias en clave de desigualdad social? Los hogares con niños tienen mayor probabilidad de ser pobres que aquellos sin niños. En la Argentina hay una infantilización de la pobreza. El 40% de los niños vive en hogares pobres y la gran mayoría en hogares nucleares completos. El 8% de los niños viven en hogares que tienen indigencia. El 41% de los jefes de hogar son desocupados e inactivos.

El mercado de trabajo no tiene la capacidad de absorber a las madres de estos niños y muchas veces existe una necesidad de que los chicos se inserten más tempranamente al jardín (en su mayoría lo hacen a los 5 años). Las situaciones de déficit psicosocial se incrementan a medida que baja la estratificación social y de la estructura del hogar (monoparental).

VIRGINIA BERTOLDI DE FOURCADE

El derecho ha incorporado diversos cambios sucedidos en la estructura familiar. Hoy las personas se casan mucho menos que antes. La ruptura más común en el divorcio es la falta de un proyecto de vida en común, por ello en el derecho se ha incorporado la unión convivencial. Ni la infidelidad ni la falta de convivencia tienen consecuencia jurídica. Las Obligaciones comunes al interior del hogar que son jurídicas son asistenciales y patrimoniales. La solidaridad en el derecho se expresa cuando los jueces buscan y consideran compensaciones económicas a partir de la institución del divorcio o desunión. Otra institución jurídica que acompaña los cambios de hoy, como la subrogación de vientres, es la voluntad procreacional. Se han autorizado fallos ante la justicia que dicen que la madre no es quien da a luz sino quien tiene la voluntad procreacional. Este fue un gran cambio en la figura jurídica.

GABRIEL BERGER

El papel que juega la familia es reproducir, socializar, promover el desarrollo y proteger. Sus funciones como institución son trascendentales. Las familias extendidas pueden distribuirse en distintos ámbitos y hogares. Si ponemos el foco en la vulnerabilidad de la familia, encontramos otros grupos demográficos que también la padecen como la tercera edad, un grupo que en Argentina está en crecimiento. Una de las cuestiones claves es pensar de qué manera diversas instituciones (escuela, OSC, Estado, empresas) pueden contribuir a fortalecer las funciones básicas de la familia en contextos de vulnerabilidad.

 

 

Panel: los Cuidados en la Dinámica Familiar

Los profesionales De León, Guardia Mayer, Candia, Bolson y Guevara debatieron sobre la importancia y las maneras de cuidar el espacio de la Familia durante el Simposio Familia y Políticas Públicas, Hacia un Acuerdo del Largo Plazo, realizado en el CCK el pasado 25 y 26 de octubre.

A continuación breve reseña de las ponencias de los disertantes. En breve sumaremos los videos con el material completo.

 

GIMENA DE LEÓN

Es necesario poner en valor la agenda del cuidado referida a la satisfacción de necesidades físicas y emocionales de grupos con mayor grado de dependencia (niños, adultos mayores y personas con discapacidad).

Primer atributo del mercado de cuidados en Latinoamérica: excesiva feminización, agudizándose aún más cuando tienen hijos. Esto repercute de forma desfavorable en la inserción laboral de las mujeres, lo que reproduce las desigualdades de género.

Segundo atributo: excesiva familiarización. A diferencia de las familias pobres, las familias con más recursos, pueden tercerizar funciones del cuidado contratando personas en el hogar o instituciones, a diferencia de las familias más pobres, lo que genera una trampa intergeneracional de la pobreza.

Tercer atributo: crisis de cuidados. La población económicamente activa va a ser menor a la gente en situación de dependencia. Por eso, es necesario revalorizar el cuidado como fuente genuina de trabajo. La juventud es la población clave en el diseño de políticas de inclusión. Los ni ni, en la mayoría de los casos, por debilidades de políticas públicas, no pueden cumplir con sus obligaciones.

Las Políticas de cuidado son políticas públicas que asignan a las familias recursos en tiempo, dinero y servicios, con el fin de reconocer, reducir y redistribuir el cuidado. Se debe trabajar sobre la igualdad de género y la reducción de la pobreza. Datos relevantes: se han aumentado en algunas provincias las licencias por maternidad (Tierra del Fuego ha sido la más generosa). Servicios de cuidado infantil para solo el 30 % de la población de 0-4 asiste a un centro de educación y crianza.

LAURA GUARDIA MAYER

Programa HIPPY de la AMIA, promueve el aprendizaje y la enseñanza en el hogar, buscando potenciar la educación formal mediante el trabajo con los padres. La familia tiene un rol fundamental en el cuidado de los hijos en sus primeros años. Se enfoca en familias en situaciones de desventaja. Se pretende generar igualdad de oportunidades en la educación para reducir las desventajas iniciales, reduciendo las brechas en el desarrollo cognitivo y del lenguaje que se acentúan a medida que los chicos crecen. El objetivo del programa es capacitar a padres de niños de 2 a 5 de contextos vulnerables para mejorar su rendimiento escolar. Además, busca fortalecer los vínculos y favorecer la participación comunitaria.

Datos relevantes: trabajan articulando con el Plan Nacional de Primera Infancia. Trabajan con SENAF. Llegaron a 2.500 familias en 8 provincias. Articulan con ONG territoriales.

ALEJANDRA CANDIA

Los primeros 1.000 días de vida son claves en el desarrollo del niño. La amenaza en los hogares pobres no es solo la pobreza económica sino la falta de estímulo y desarrollo de capital social. Invertir en la primera infancia es apostar por una mejor sociedad a futuro. En las funciones de cuidado hay mucha familia y poco Estado. Se necesita un Estado inteligente, no necesariamente más presente, que sepa atender la diversidad de geografías, recursos, culturas, etc. No es solo concentrarse en la construcción de espacios físicos sino otras estrategias que serían iguales o más efectivas en cuestiones de estímulo.

LORENA BOLSON

Nos socializamos en la familia. A los jóvenes les faltan proyectos de vida. En la familia radica el espacio de fortalecimiento para la prevención de grandes males sociales. Hay que cuidar la familia de forma integral. El trabajo con los padres es fundamental para que ellos elijan ser agentes de cambio. Todos necesitamos herramientas para aprender a ser padres. La familia requiere de fortalecimiento y acompañamiento profesional, acompañado de un diálogo formativo para generar acuerdos a largo plazo. Se necesita un estado inteligente que genere una unión entre lo público y lo privado. Hace años que empezó a incorporarse la temática de la familia en las disciplinas académicas.

JENNIFER GUEVARA

Trabajar sobre la crianza, enseñanza y cuidado es un proceso integral. Familia y Estado deben ocuparse de esto, dejando de lado la dicotomía de cuidado y educación. ¿Qué ofrecemos en las instituciones para los niños? Deben ofrecerse servicios que se asemejen más a espacios hogareños que inviten a acciones conjuntas en diferentes espacios.

 

 

Panel: la Familia, el Derecho y el Sistema Judicial

 

Medina, Pascual, Camps, De Gore, Rey Galindo, Dittieri y Naddeo abordaron la compleja relación entre la Familia, el Derecho y el Sistema Judicial durante el Simposio Familia y Políticas Públicas, Hacia un Acuerdo del Largo Plazo, realizado en el CCK el pasado 25 y 26 de octubre.

A continuación breve reseña de las ponencias de los disertantes. En breve sumaremos los videos con el material completo.

GRACIELA MEDINA

El modelo homogéneo de familia (tipo) existía hasta la década del 60 pero hoy hay más modelos. Familias hetero, homo, monoparental, pluriparental, personas solas, gran cantidad de ancianos y ensambladas. En nuestra sociedad repercute el tema de la violencia intrafamiliar sobre todo en el grupo familiar extenso y en ciertos grupos etarios como las personas mayores y las personas con discapacidad. Otro problema creciente es la violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes y la ejercida con medios digitales. El 16,3% de las mujeres entrevistadas en Argentina (2015) sufrieron violencia sexual desde los 16 años. Entre 2006-2016 hubieron 5.000 casos de violencia infantil. La respuesta del derecho hacia este último punto es un sistema institucional fragmentado. Existe una falta de coordinación institucional y excesiva burocratización y una deficiencia en la aplicación de las leyes. No hacen falta más leyes.

MARTA PASCUAL

Citó el artículo de Tommasi donde dice que en 2038 habrá una inversión de la pirámide, proyectándose mayor cantidad de ancianos que de jóvenes. Para aprovechar el bono demográfico, necesitamos un shock en capital humano, inversión en desarrollar habilidades socioemocionales (autoestima, autocontrol, y perseverancia) de niños y jóvenes.

Su experiencia como jueza hace que trate con jóvenes de bajos recursos que no están escolarizados. En general, estos jóvenes pertenecen a hogares monoparentales, muchos nunca conocieron a su padre y la gran mayoría carece de redes de contención. El 85% de estos jóvenes tienen relación con la droga (principalmente el paco).  Desde la justicia hemos aprendido que la víctima se tiene que sentir parte del proceso, hay que hacer que el joven se responsabilice por lo que hizo. La familia tiene que entender que no hay soluciones inmediatas. Todos somos responsables de trabajar en los procesos restaurativos y la construcción de puentes para la sociedad.

CARLOS CAMPS

Su experiencia como Secretario del Tribunal Superior de la provincia de Buenos Aires lo ha hecho ver que las problemáticas sociales han cambiado en los últimos 24 años. Si bien existen diversas herramientas para evitar las violaciones a los derechos humanos. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha evaluado los procesos de nuestro país como ineficaces. Es necesario que los jueces de familia cuenten con mayor preparación y que el fuero de familia se siga especializando.

SILVIA CHAVANNEAU DE GORE

¿Puede el sistema judicial dar respuesta a las problemáticas de la familia actual? No puede. En tanto el sistema jurídico está formado por diferentes poderes, entre ellos, el poder ejecutivo como los municipios. Existe una desigualdad en el acceso a la justicia según la región. Mientras que en Buenos Aires hay 24 juzgados de familia, en San Isidro solo hay 6, menos de la mitad con lo que deberían contar por estructura judicial. Lo deseable sería que existiera un sistema jurídico ejecutado por todos los órganos del Estado. Al Poder Judicial le compete aplicar políticas públicas que dicen que se hacen pero no se hacen.

MARIANA REY GALINDO

¿Qué herramientas ofrece el poder judicial para trabajar en la liquidez de las familias? Hay que tener una mirada crítica sobre las familias y las políticas públicas. Pensar la geografía como elemento disuasorio de acceso a la justicia. Por ejemplo, en Tucumán una persona puede tardar dos días para llegar a la justicia. En algunas localidades del Valle Calchaquí, el servicio de ciertos transportes es cada 24 horas. Otra barrera de acceso a la justicia es lo sociocultural, a los jueces les gusta hablar con lenguaje técnico y complicado pero las familias y las víctimas no entienden ese lenguaje. Por ello, conviene reflexionar qué prácticas hacemos para reconocer al otro como sujeto de derecho y cómo se puede contribuir a una política pública de largo alcance.

MARINA DITTIERI

Es importante analizar el vínculo entre pobreza, acceso a la justicia y justicia constitucionalizada. La pobreza es un factor de exclusión social y desigualdad que no solo tiene que ver con ingresos sino con la diferenciación en el acceso a los derechos. El acceso a la justicia se ve vulnerado en condiciones de desigualdad, ya sea por vivir en situaciones de pobreza, poseer alguna discapacidad o encontrarse privado de la libertad. El rol de los abogados y del juez debe buscar resolver el conflicto desde una nueva visión y mirada donde exista la participación de operadores jurídicos comprometidos con la resolución del caso. Este juez debe caracterizarse por ser más activo, acercar a la parte y comprometerse con un proceso judicial que sirva a la gente.

MARIA ELENA NADDEO

Estamos ante una sociedad de la exclusión donde se rompen paradigmas y donde la violencia es un elemento que atraviesa la vida de la sociedad y que impacta en todos los ámbitos de las políticas públicas. Es importante reflexionar sobre la violencia simbólica y verbal, cómo se reproduce e incentiva desde la sociedad. Hoy existe un incumplimiento de las leyes, por ejemplo, la Ley de Educación Sexual Integral. Ha habido muchas críticas ofensivas en su contra, pero su cumplimiento es esencial para que los problemas de violencia puedan prevenirse antes de que lleguen al poder judicial.

A partir de 2001 se agudiza la problemática social en Argentina. Uno de cada dos chicos es pobre. A un 40,2% de los niños menos de 12 años no se le leen cuentos y a 17% de ellos no se le ha festejado su cumpleaños en el último año. En la primera infancia tenemos un desvalimiento, la angustia, la falta del entorno comunitario y social genera adicción a las drogas. 

Panel: la Familia en Contextos de Pobreza

 

Filipini, Romano, Perri, Mitchell y Fariña compartieron una mirada crítica sobre la Familia en contextos de pobreza durante el Simposio Familia y Políticas Públicas, Hacia un Acuerdo del Largo Plazo, realizado en el CCK el pasado 25 y 26 de octubre.

A continuación breve reseña de las ponencias de los disertantes. En breve sumaremos los videos con el material completo. 

ANIBAL FILIPINI

Uno de los principales problemas en los asentamientos informales urbanos es la falta de un hábitat e infraestructura adecuados. La falta de un hogar es propensa a generar situaciones de violencia familiar y social. Se observan dificultades de los jóvenes para emprender un proyecto de vida estable y a largo plazo. Todo esto es consecuencia de diferentes carencias: falta de trabajo digno, estimulación, aceptación y contención (familiar y social). Se ve una falta de mayor presencia del Estado para asistir a los más débiles y vulnerables, que es indispensable para alcanzar el bien común. Las políticas públicas se deberían orientar a fortalecer a las familias como “formadores de personas y escuela de virtudes” contribuyendo así al desarrollo social del país, siendo fundamental garantizar el derecho a la vivienda digna que permita generar vínculos personales y familiares sanos.

CARLOS ROMANO

Si bien la perspectiva de la familia está amparada en la mayoría de las garantías internacionales, no se ha podido avanzar significativamente en acciones concretas para hacer cumplir los derechos humanos básicos. Esto excede la materia del derecho y nos involucra en cuestiones de valores. Se ha perdido la mirada colectiva dificultando el rol de operatividad de la organización familiar. La cultura individualista lleva a no ocuparnos de forma integrada de los más vulnerables y excluidos, provocando una “injusta felicidad”. Hay que volver a la mirada macrofamiliar, la familia como operador de la comunidad, teniendo el Estado un rol activo en el acompañamiento familiar y la promoción del trabajo como actividad primaria y fundamental del hombre.

CESAR PERRI

Es fundamental el reconocimiento del otro como sujeto de derecho al momento de pensar políticas públicas en el marco de una sociedad desintegrada. Basado en la experiencia de su Fundación, resalta:

-Los vínculos solidarios y comunitarios que se establecen en los sectores vulnerables. Fortalecer a la comunidad es fortalecer la familia, y fortalecer esta permite habitar el barrio.

-La responsabilidad del Estado para generar políticas que se ocupen de “empoderar a las familias” principalmente mediante la educación y la infraestructura.

-La comunidad debe hablar por sí misma y no ser hablada por otros actores externos (academia, medios, Estado, etc.)

-Respeto y amor en discursos y prácticas para “dejar de lado los prejuicios que cosechan indignidades”.

ANNE MITCHELL

A partir de dos investigaciones sobre deserción escolar con jóvenes de la villa 1-11-14 del bajo Flores y la implementación de un programa de vivienda de TECHO, se concluyó que la pobreza es causa destacable de la deserción escolar y que las privaciones en las condiciones materiales de vida condicionan los problemas sociales de las familias. Se destacó de las entrevistas con jóvenes que la familia es aquello que más valor tiene en su vida (“ayudar a la familia incluso si hay que robar”).  

ANALIA FARIÑA

Habló de un Programa de apoyo parental de su Fundación orientado a fortalecer las habilidades parentales, mediante reuniones con las madres para hablar sobre la crianza, educación y cuidado de los hijos. Muchos problemas relacionados con este tema se derivan de la falta de conocimiento sobre otras dinámicas vinculares al interior de la familia. No es la educación en la primera infancia la única para los primeros años de vida; desde las políticas públicas también se deberían promover programas de apoyo parental. Hay que fortalecer a la familia de forma integral (salud, educación, etc.) para acompañar el crecimiento de sus hijos y que estos tengan los cuidados necesarios.

Panel: Familia, Desarrollo Humano y Movilidad Social

 

 

Berniell, Segretin, Dall Asta y Benza disertaron sobre el vínculo entre la familia, el desarrollo y la movilidad social durante el Simposio Familia y Políticas Públicas, Hacia un Acuerdo del Largo Plazo, realizado en el CCK el pasado 25 y 26 de octubre.

A continuación breve reseña de las ponencias de los disertantes.

LUCILA BERNIELL

El capital humano es el  motor de la movilidad social. Los problemas de la Argentina, como violencia, pobreza, desigualdad y baja productividad, se deben al bajo capital humano. Este se desarrolla en cuatro ámbitos: la familia, la escuela, el mundo laboral y el entorno.

La formación de capital humano es un proceso continuo y acumulativo que comienza desde la gestación. Los estudios indican que, a diferencia de los hogares ricos, los hogares más pobres tienen menos recursos para invertir en la crianza de los niños y adolescentes. En consecuencia, esto genera brechas en el capital humano que persisten en el tiempo. Por ende, es fundamental invertir en políticas públicas que mejoren el entorno y las posibilidades de las familias.

 

MARÍA SOLEDAD SEGRETIN

Los aportes de la neurociencia muestran que la pobreza se asocia con cambios neurales tanto de estructura como de función: control cognitivo, lenguaje, regulación del estrés, aprendizaje. Existen diversos factores de riesgo o de protección del desarrollo cognitivo infantil en diferentes ámbitos, como  el hogar y el entorno que rodea a las familias.

La pregunta fundamental es si pueden revertir los efectos neutrales que produce la pobreza en los niños. Diversos estudios realizados en Estados Unidos e Inglaterra concluyen que estos pueden revertirse, hasta cierto punto, a través de actividades multimodulares con niños y adolescentes (juegos, actividades de estimulación, lectura de cuentos, actividades lúdicas con los padres). No obstante, estos tienen diferentes impactos según el niño.

 

ADRIÁN DALL ASTA

Para mejorar la vida de la gente es imprescindible comprender a las familias y las condiciones que hay que cambiar para mejorar su desarrollo socioemocional. Si queremos hablar de un acuerdo de largo plazo, la familia debe ser el foco de la política. Hablar de pobreza molesta, pero de la pobreza moral no quiere hablar nadie. La familia debe ser el custodio de desarrollo de una nación. La información es imprescindible para la creación de políticas públicas. Por ello, hicimos la primera encuesta bienal de la familia en Buenos Aires, que releva y describe varios datos sobre la estructura de las familias y sus problemáticas, como la violencia. Esto es fundamental para los programas que desarrollamos. Todo lo que hacemos por las familias hoy impacta mañana. Además, contamos con un barómetro para medir las situaciones problemáticas o vulnerables de las familias en las 15 comunas de la ciudad, donde cuentan con una orientación familiar pública y gratuita.

En el barrio Rodrigo Bueno estamos implementando el Programa Familias Fuertes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), junto con el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, donde nuestro objetivo es que a nivel territorial crezca la familia como eje estratégico.

GABRIELA BENZA

Las familias son importantes porque la mayor parte de los argentinos vivimos y pasamos la mayor parte de nuestras vidas en familia. Por ello, es clave que las políticas públicas tengan como eje a las familias y el desarrollo de sus  habilidades. Las brechas que se generan entre los individuos suceden al interior del ámbito familiar.

¿Cómo hacemos para que las familias puedan alivianar sus cargas? Las instituciones juegan un rol crucial para poder revertir ciertos procesos. Por ello, la primera infancia es tan importante. Si no intervenimos desde esa etapa todo está perdido. La movilidad social es un concepto muy amplio e implica desarrollar capital humano. Tanto para el mercado laboral como para el desarrollo de las personas, éste debe ser el fin último de las políticas.